PSICOLOGÍAMEDIACIÓN FAMILIAR, CIVIL Y COMUNITARIATERAPIAS NATURALES

CINE Y PSICOLOGÍA. DESPEDIDAS. La vocación y la belleza

«La misa era bella porque se le había aparecido, repentina y secretamente, como un mundo traicionado. Desde entonces sabía que la belleza es un mundo traicionado. Sólo podemos encontrarla cuando sus perseguidores la han dejado olvidada por error en algún sitio»[1]

Milán Kundera, La insoportable levedad del ser

 

Aunque Despedidas [2], película japonesa estrenada en 2008 de Yojiro Takita, significa un bello alegato por la dignificación del proceso de duelo, existe en ella una interesante postura acerca de la profesión que en un determinado momento podemos elegir. En esta ocasión he escogido para la imagen que encabeza el blog a la esposa del protagonista, interpretado por Ryoko Hirosue, que en un determinado momento refleja en su mirada toda la belleza que observa en la extraña vocación de su marido, como quien contempla una obra de arte. Desvelar o desgranar los entresijos emocionales de este largometraje es difícil, más bien recomiendo verlo ya que supone un original y emocionante viaje de sensaciones, música y paisajes.

Nunca se sabe en qué momento nos vamos a encontrar con nuestra vocación. Hay personas que ante la pregunta ¿en qué quieres trabajar? no saben dar una respuesta concreta. Existe una desconexión entre ellos y su talento. Como afirma Ken Robinson: «todos tenemos talento si sabemos descubrirlo». [3]

Cuando no tenemos clara la respuesta es posible buscarla de dos maneras:
Podemos atender en primer lugar a aquello que nos gusta hacer, lo que nos apasiona, aquello con lo que «nos sentimos sosegados y al mismo tiempo con el cerebro despierto». Es fácil que ocurra que aquello a lo que nos dedicamos, nuestro trabajo, requiera en mayor o menor medida de habilidades con las que nos sentimos cómodos. [4]
El otro camino es el mismo que transita el protagonista, Kobayashi, durante la película, un recorrido intuitivo hacia lo temido. Este viaje interior le lleva a descubrir un lugar incierto, que no existe a priori sino que, por el contrario, se muestra en la misma búsqueda, aunque ello implique tomar decisiones poco racionales o convencionales. No parece casual que el protagonista tenga que regresar a la casa de su madre, en un pequeño pueblo entre cultivos que había quedado apartado de sus ambiciones. En este caso se trata de diferenciar entre aquello que no me gusta hacer y aquello que me da miedo hacer.

En nuestra vida, podemos pasar por un proceso similar cuando asumimos decisiones inesperadas, que no son «propias» de nosotros. Un ejemplo de una situación así puede ser pensar que somos incapaces de compartir un hecho importante con alguien. Aún teniendo este convencimiento, sentimos la necesidad de hacerlo, no dejamos de darle vueltas a la cabeza. Nos convencemos firmemente de que no lo vamos a hacer, nos da miedo y, sin embargo, de pronto de manera inesperada, vamos y lo hacemos. Hemos atendido nuestra necesidad aún con el temor. Es posible entonces que nos encontremos más liberados de prejuicios pues los patrones de pensamiento suponen una gran traba a la hora de afrontar los miedos. De este modo, paradójicamente, el temor, la sensación de bloqueo o la duda pueden ser la antesala de algo totalmente opuesto, quizá más libre y creativo. Es posible que ahí aparezca la belleza, repentina y secretamente.

Berta Matarán Peñarrocha

____________________________________________________
[1] Milan Kundera and Fernando Valenzuela. La insoportable levedad del ser (Barcelona: Tusquets Editores, 2008).
[2] Yojiro Takita et al., Despedidas (Barcelona: Cameo Media, 2009).
[3] Eduard Punset, Los secretos de la creatividad, vol. 89, Redes, 2011, http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-secretos-creatividad/1056427/.
[4] Ibid.

POSTS RELACIONADOS

CENTROPHI

PSICOLOGÍA
TERAPIAS NATURALES
MEDIACIÓN CIVIL, FAMILIAR Y COMUNITARIA

Pza. Pescadería 1, 2ºC. 18001 Granada

Berta Matarán
679 67 62 26

Graciela Vázquez
666 14 36 99

Escríbenos
info@centrophi.com

HORARIO Lunes a sábado: De 10 a 14 h. y de 17 a 20 h.

Berta Matarán

Graciela Vázquez